SP500

Es conocido que cuando las bandas de Bollinger se comprimen demasiado es señal de que se avecina un brusco movimiento. Este movimiento puede ser a la baja o al alza. Para el caso del índice americano por excelencia, el SP500, vemos un caso particular para su gráfico en compresión mensual.

Lo destacable es que actualmente las bandas de Bollinger se encuentran muy comprimidas. A tal punto que se llegó a niveles de los años 1994 y 1977. En dichos años, luego de una alta compresión de las bandas, siguieron rallys alcistas (más claro es el de fines de 1994).

Estas compresiones, llamadas también Squeeze, son una señal de alerta (a la baja o al alza), aunque teniendo en cuenta que el gráfico es mensual, no es complicado anticiparse a los eventos. Sólo resta ver si luego de la compresión, al comenzar la expansión de las bandas, el precio se “pega” a la banda superior o inferior.