Dólar

Cómo influye la caída del dólar en el mercado?

Pese a la notoria baja en las tasas de interés de las últimas semanas, el precio dólar sigue retrocediendo y en el segmento mayorista ya perforó el piso de los $14, una referencia que no alcanzaba desde fines de enero pasado.

En plena liquidación de divisas de parte del sector agropecuario, y de una atractiva rentabilidad para las Letras del Banco Central en pesos, genera que el exceso de billetes norteamericanos en el mercado impulse a la baja al valor del tipo de cambio.

Incluso, este descenso ocurrió a pesar que los bancos oficiales compraron alrededor de u$s80 millones para que no se desplome más el dólar. Además, el BCRA adquirió u$s117,5 millones, según datos oficiales de la entidad.

También aceleró la venta de divisas el hecho que el lunes será día feriado en Estados Unidos por el Memorial Day.

El dólar minorista retrocedió seis centavos sobre el cierre de la semana, ya que su cotización promedio fue $14,23 según surge de la habitual encuesta que realiza el Banco Central entre bancos de la city porteña. Cabe recordar que a principios de mes valía $14,51.

Por su parte, el blue subió apenas un centavo hasta los $14,68 para la venta en las cuevas del microcentro. Así, la brecha con el oficial es superior al 3,3 por ciento.

En el mercado mayorista el billete descendió nueve centavos hasta los $13,92, con una clara tendencia vendedora de agroexportadores e inversores que le pone un techo a los precios.

Este viernes el volumen total operado fue 7% superior al de la jornada previa, ya que se registraron u$s356 millones.

El Banco Central retrocedió en la semana 1,5 puntos porcentuales a las tasas de interés de sus Letras (Lebacs) de corto plazo, que ahora se ubican en el 35,25% anual. Y en todo mayo ya descendió 275 puntos básicos a la rentabilidad de sus papeles.

Este lento desarme de esta herramienta financiera del BCRA, presuponía que iba a incentivar a los ahorristas a volcarse por otros instrumentos para diversificar la protección a su dinero, como adquirir divisas norteamericanas.

A pesar de estas medidas, y de haber subido en la jornada previa los encajes a los bancos un 2% para junio y julio, el precio del dólar continuó en retroceso.

Además, según el operador Fernando Izzo de ABC Cambios, “los bancos también hicieron un ‘swap’ cambiario (compra-venta de la divisa a distinta fecha) para obtener pesos vendiendo dólares, por estos 4 días que siguen por casi 80 millones de dólares”.

Las reservas internacionales del BCRA finalizaron en u$s30.383 millones, disminuyendo u$s428 millones respecto al día hábil anterior. En parte esto se debió a que la entidad efectuó la cancelación de obligaciones con el Club de París por el equivalente a u$s412 millones.

“Haber roto la barrera de los $14 es malo para el Gobierno, pero la llegada de dólares estaba contemplada con la gestión del presidente Mauricio Macri. Las altas tasas que se pagan en el mercado ayuda a que los inversores vendan sus dólares”, sostuvo un agente financiero.

En cuanto a los valores implicitos que surgen de la Bolsa de Comercio, el contado con liquidación retrocedió con fuerza unos 17 centavos hasta los $13,84, en tanto que el MEP bajó hasta los $13,92.

En el segmento de futuros del Rofex, donde se pactaron 206 millones, el 40% fue en “roll-over” entre mayo a $13,96 a junio a $14,30, con una tasa implícita de 29,60% nominal anual.

Para diciembre próximo el precio negociado en los contratos de futuros fue de 16,21 pesos.

Medidas “pro dólar”
A la baja de tasas de las Lebacs, el Gobierno también restringió el acceso a los extranjeros a las licitaciones de Letras en pesos, para ir desarmando esa “bola de nieve” que ya le representan al BCRA casi el 80% de la cantidad de pesos que circulan en la Economía (base monetaria).

Además, con el fin de achicar la cantidad de pesos con la que cuentan las entidades para adquirir sus Letras, el jueves el Banco Central aprobó una suba de encajes bancarios de 2% (discriminada en un aumento de 2,5% para depósitos a la vista y de 1,5% para depósitos a plazo) para el mes de junio, y por un porcentaje equivalente para el mes de  julio.

En la actualidad, los encajes en pesos establecidos por el BCRA son del 13% para plazos fijos y 17% para las cuentas a la vista. Con esta suba anunciada, a partir del mes que viene pasará a ser del 15% y del 19%, respectivamente.

Según la propia entidad bancaria, esta medida va en sintonía con la implementación de su “política monetaria contractiva a fin de producir un descenso de la inflación”.

El BCRA aclaró que esta novedad respecto a los encajes “busca que el esfuerzo de esta contracción sea compartido por todos los actores del sector financiero y no únicamente por la autoridad monetaria”.

Según pudo averiguar iProfesional, este incremento porcentual en el dinero que deberá permanecer en poder del BCRA representará un total de 50.000 millones de pesos para los próximos dos meses.

Es decir, parte de los fondos que provienen de las Lebacs van a tener que estar encajeados en el Banco Central, lo que le reducirá los costos a la entidad monetaria, ya que el “costo de este instrumento es cero”. En cambio el de las Lebacs es del 35,25 por ciento.