Merval

El índice Merval se encuentra a nuestro entender por un breve momento de corrección. En el gráfico diario lo analizamos con un canal ascendente, el cual fue quebrado al alza en el mes de septiembre. Además incorporamos un trazado de retrocesos Fibonacci desde la última suba que partió aproximadamente desde los 21.000 puntos.

Por otro lado, agregamos el indicador SZO, que es uno de nuestros preferidos a la hora de anticipar reversiones, ya sean al alza o a la baja.

Los principales puntos a destacar son:

  • El índice Merval se mantuvo dentro del canal alcista por mucho tiempo (desde enero de 2016). Podría ahora aproximarse a la zona del techo de dicho canal.
  • Retrocesos Fibonacci de 23,6% en 25.820 ya que coincide con el techo del canal, por lo que es un buen valor para apuntar como primer objetivo de la corrección.
  • Retroceso Fibonacci de 50% en 24.200 que coincide con el penúltimo máximo y lo marcamos como segundo objetivo de la corrección.
  • Indicador SZO: si bien planteamos dos objetivos, nos inclinamos al primero de 25.820 ya que el indicador ya se encuentra en sobreventa, pero hay que ser cautelosos porque debemos esperar la señal de reversión del mismo.

Como dato de interés, destacamos la anticipación con la que el SZO detectó la corrección del Merval, dando señal de venta el 4 de octubre.

En resumen, no creemos que estemos cursando una corrección de mediano o largo plazo, por el contrario pensamos que será de corto plazo y de baja profundidad. Además con oportunidades para posicionarse para el mediano plazo y con vista al 2018.